Google+ Followers

viernes, 22 de agosto de 2014

PROYECTO LOCALIZACIÓN DEL U-176


PROYECTO  U-176

El Proyecto U-176 está patrocinado por la

ASOCIACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN DE LA HISTORIA NAVAL DE CUBA

¿HA SIDO HALLADO EL U-176?



El 15 de mayo de 1943, un hidroavión Vought OS2U-3 Sikorsky Kingfisher del Escuadrón VS/62 con base en Cayo Francés Cuba, cuando realizaba un vuelo rutinario detectó la presencia de un submarino en aguas cubanas. Puestos sobre aviso la escuadrilla de caza submarinos de la Marina de Guerra de ese país, el buque que lideraba la escolta ordenó al CS-13 comandado por el Alférez Mario Ramírez Delgado, que pusiera proa en dirección a la embarcación enemiga y presentara combate; producto de aquel encuentro, fue aniquilado el submarinos alemán U-176, el cual al recibir el impacto de varias cargas de profundidad finalmente se hundía en las profundidades marinas en la posición latitud 23ºO,21N y longitud 80ºO,18W. El acontecimiento quedaría acreditado poco después al ocuparse por los aliados  los Archivos de la Unterseebootee Flotille. El hecho paso a conocerse históricamente como Incidente 3208. 


Informe de contacto  y ataque del caza submarinos cubano CS-13 con un submarino alemán; (NARA, National Archives and Record Adminitration). Expediente Incidente 3208.


Miembros del Escuadrón VS/62 en la Base de San Julian, Cuba. Al fondo uno de los Kigfisher que participó en la detección del U-176. Foto cortesía Richard Zeni.


Caza submarinos cubano CS-13, responsable del hundimiento del U-176.


A principios del 2000, medios internacionales, entre ellos la BBC de Londres, se hacían eco de la noticia de que un pecio (el U-176) había sido hallado por una expedición que buscaba galeones españoles hundidos en las aguas jurisdiccionales cubanas; en algunos medios científicos la noticia corrió como la pólvora y la atracción por el hallazgo de dicha embarcación despertó el interés en más de una Institución. Este autor sostuvo contactos en la Ciudad de Bielifeld con Cristophel Jumpeld de TV Berlín, interesado en recibir asesoramiento sobre la historia de dicha embarcación, con el objetivo de llevar a cabo la realización de un documental; incluso, un realizador de la Televisión Cubana encargado del tema Exploramar (proyecto de búsqueda de galeones liderado por la ingeniera rusa de origen polaco y nacionalizada canadiense Paulina Zelitsky, que saltó a la fama con el “hallazgo" de la Ciudad Sumergida de Guanacabibes"), intentó estructurar un proyecto de documental con vistas a ser vendido a Discovery Channel, lo que finalmente no resultó; era una forma de captar interés, de atraer la atención de los pesos pesados en busca de financiación para dicho trabajo; National Geographic estuvo allí en La Habana en 2001 estudiando cómo tomar parte en el proyecto; también estuvo la doctora Sylvia Earl a bordo del BIC Ulises. Incluso, en el seno mismo de Exploramar se manejó la inclusión de un intento parecido, con el claro objetivo de recaudar fondos para la expedición (después de los atentados del 11 de septiembre las financiaciones a proyectos científicos de esta naturaleza se habían contraído  significativamente), algo que de alguna manera ya había funcionado anteriormente, Natural History de Nueva Zelanda había financiado el ROV (Remotely Operated Vehicles) y como ya era conocido que la expedición había localizado con un mínimo de medios los restos del Acorazado USS Maine, se daban todas las condiciones para intentar sacarle partido a la búsqueda de pecios que resultaran “atractivos”. Sin dudas, el U-176 ocuparía un lugar favorito entre los candidatos.
Es especialmente significativo, como aquella falsa noticias del hallazgo del U-176 fueron creciendo cual bola de nieve, incluso, el Capitán Norberto Collado Abreu, quien fuera operador de sonar del caza submarinos CS-13 responsable del hundimiento del referido submarino, en sus memorias afirma que: "El submarino se encuentra en el lugar exacto donde fue hundido, está bien localizado y posteriormente, en una competencia de pesca submarina, un chileno lo vio asentado en el fondo de arena" (sic pag.86). Pero resulta que el “U-176 está esperando a ser localizado todavía, en el mismo sitio donde cayó el día que lo hundiera la CS-13. Nadie lo ha visto, ni el chileno que menciona Collado en su libro, ni la expedición que buscaba galeones en Cuba entre el 2000 y el 2004”, según afirma el Dr. Alexander Mirabal, ingeniero especialista en electrónica a bordo del Buque de Investigaciones Científicas “Ulises” y piloto del ROV del Proyecto Exploramar desde su inicio y hasta su culminación, y agrega, “yo, que fui miembro activo de Exploramar desde su inicio mismo hasta que dejó de existir, ya estando aquí en México de manera permanente la Sra. Paulina, no solo sé que al respecto no se hizo nunca nada, sino, que lo sé, pues fui parte gestora de la idea y de dónde y por qué surgió lo del U-176. Nosotros nunca, absolutamente nunca, pasamos siquiera más al Este de la bahía de Matanzas. Y allí estuvimos guareciéndonos de un mal tiempo, no trabajando, pues las únicas áreas de trabajo autorizadas eran en la zona del cabo de San Antonio (varios polígonos), y al sur de la parte occidental (la cayería cercana a Isla de la Juventud) y con esto afirmo con absoluto y total conocimiento, que lo referente al supuesto hallazgo del U-176 no es cierto. Es falso, completamente, y no responde a falta de credibilidad de las fuentes que se han hecho eco de la información, sino de que la información en sí, en origen, ha sido falsa”.
En el año 2005, el historiador e investigador naval Maximino (Max) Gómez Álvarez, quien ha dedicado más de veinte años al estudio de las operaciones de la Flota Submarina Alemana en el Caribe y Golfo de México durante la Segunda Guerra Mundial, inició una acuciosa investigación a fin de estudiar con detenimiento las acciones llevadas a cabo por el U-176, así como desentrañar los hechos que envolvieron al hundimiento de dicho submarino.


National Archives and Record Adminitration una de las principales fuentes de información en la investigación del U-176.

El historiador e investigador naval Maximino Gómez Álvarez cuando indagaba en los Archivos de Alemania.


U-Boot Archiv de Cuxhaven-Altembruch uno de los más importantes repositorios de los documentos de la Unterseeboote Flotille.


El historiador Maximino Gómez junto a Alfred Eick ex Comandante del U-510 y ex 1er. Oficial del U-176.

 ¿Pero, qué llevó a este investigador a realizar la más completa reconstrucción que jamás se haya realizado sobre dicho hundimiento?
Según éste manifestara durante una entrevista: “…existen muchos elementos que hacen del hundimiento del U-176, uno, sí no el más importante acontecimiento de éste tipo en el continente americano, constituyendo un hito en la historia naval de éste hemisferio, pues fue el único u-boat del III Reich hundido por una Armada latinoamericana, en este caso, por la acción de una embarcación de la Marina de Guerra de la República de Cuba…”
Para este historiador, su trabajo de investigación ha entrado en una nueva fase, la del estudio científico que permita determinar el lugar donde hoy pueden descansar los restos del U-176. Dicha tarea suponía la formación de un equipo multidisciplinario para la localización del pecio; fue así, que esta nueva etapa contaría con la inclusión de un experto en estos temas, el ingeniero Alexander Mirabal Reyes.
La determinación con más o menos precisión de la zona donde posiblemente  repose el pecio, sólo ha sido posible gracias de un estudio profundo y aunque las conclusiones en ningún caso pueden tener una precisión matemática, si posibilitan  reducir  en un grado considerablemente alto,  el perímetro donde presumiblemente se haya y por tanto, ello supone un importante ahorro de tiempo y recursos financieros y humanos, al hacer posible el éxito del hallazgo en un periodo  mínimo de tiempo, lo que  sin duda puede contribuir a  despertar el interés  de diversas Instituciones Científicas, Universidades etc., en vincularse y /o patrocinar un trabajo de esta naturaleza; aunque al respecto, el historiador Max Gómez ha puntualizado: “Creo sinceramente, que las naciones que pudieran ahora mismo estar más interesadas  en la localización, búsqueda y filmación del U-176, a reserva del interés que pueda mostrar Alemania, son los Estados Unidos y Cuba; aunque como es conocido, la pequeña nación caribeña carece de la capacidad tecnológica para acometer un proyecto de esta naturaleza”. El historiador apoya la anterior afirmación en varios elementos que considera de capital importancia:

-El hundimiento del U-176 ha sido considerado por los historiadores , como de una enorme trascendencia, al constituir el único U-boat hundido durante toda la contienda por una Armada latinoamericana. El propio historiador norteamericano, Almirante Samuel Elliot Morison lo afirma en su obra "History of United States Naval Operations in World War II".

-La presencia del submarino (U-176) fue detectado por una aeronave estadounidense (Vought OS2U-3 Sikorsky Kingfisher del Escuadrón VS/62).

-La embarcación que hundió al U-176 fue el CS-13, un caza submarinos de casco de madera y 83 pies de eslora, el cual había sido transferido meses antes por Estados Unidos a la República de Cuba a través del Lend Lease Act, y como resultado de la firma de un Acuerdo Naval y Aéreo suscrito entre ambas naciones.

-La tripulación cubana del CS-13 había sido bien entrenada en estados Unidos, en especial sus operadores de sonar (Subchaser Training Center de Miami), quienes a pesar de su inexperiencia pusieron fuera de combate a una de las embarcaciones submarinas más poderosas de la época, un IXC (long range), que disponía de un comandante y tripulación eficiente y experimentada, tal y como afirmara al historiador Gómez el propio Alfred Eick, 1er Oficial de este submarino (sobrevivió porque no participó en la última patrulla de éste), en una entrevista sostenida en su hogar en la ciudad de Bieliefeld.

-El U-176 había sobrevivido al furioso ataque del destructor británico HMS Viscount y más tarde escapó a tres cargas de profundidad lanzadas por un avión US Navy Catalina, todo por la pericia de su comandante y tripulación; sin embargo, no pudo escapar con éxito al certero ataque de la embarcación cubana.

-Reiner Dierksen, Comandante del U-176 poseía varias condecoraciones, la Cruz de Caballero, la Cruz de Hierro de 1ª y 2ª Clase, la Cruz de Oro y la Insignia de Guerra U-boat. Reiner Dierksen en sólo tres patrullas consiguió hundir 11 mercantes con un total de 53.307 toneladas brutas, casi ocho veces  más tonelaje que el logrado por su pariente cercano, el U-166.


De izquierda a derecha Oswald Kulik ex Jefe de Comunicaciones del "Aviso Grille" (yate personal de Adolf Hitler) y tripulante del U-629 y U-965; el ex coronel de la aviación alemana Dankward Merdert, sobrino del Oficial de Máquinas del U-176 Hartwig Freiherr von Maltzan y el historiador Maximino Gómez Alvarez.


AVANCES EN LA INVESTIGACIÓN

Desde el punto de vista técnico, los trabajos para la búsqueda del pecio (U-176) se han centrado en el análisis de las corrientes del Golfo, que son las que tienen un impacto sobre el Canal de San Nicolás; estudiándose en especial las del mes de mayo, que corresponden a las del periodo del año en que fue hundido el U-176, las que se ha utilizado en los cálculos matemáticos de la derivación del “target”. Con las cartas de la NOAA, se ha conseguido modelos de elevación del fondo, que son justamente las informaciones que la batimetría aporta, no habiéndose observado, en este caso específico accidentes naturales fuertes como fallas geológicas o elevaciones que harían trabajoso y riesgoso el uso del sonar, que de por si resulta complicado cuando se trabaja, entre la velocidad del buque, el soltar y recoger cable y compensar el efecto de las corrientes. El U-176 no se encuentra en el lugar exacto en el que fue hundido, pues una embarcación al hundirse queda a merced de las corrientes, como las hojas de los árboles al viento que las va acumulando en las esquinas o recovecos de una calle; lo mismo ocurre con un pecio, que tiende, después de su desplazamiento por la acción de las corrientes a arrinconarse en el fondo. En el caso de estos investigadores han logrado determinar con bastante exactitud la zona posible de reposo del pecio con posibilidad de escasos márgenes de error.


El ingeniero Alexander Mirabal trabajando en la puesta a punto del ROV.

Sonar utilizado en el Proyecto "Exploramar" en el que Alexander Mirabal trabajó como piloto de ROV.


Historiador Sr. Maximino Gómez Alvarez.


Maximino Gómez Álvarez; Licenciado en Historia por la Universidad de la Habana. Museólogo. Investigador. Ha cursado estudios de Master en Metodología de la Investigación, en Etnología y en Archivología. Ha participado en distintos eventos nacionales e internacionales, donde ha obtenido varios premios y menciones. Uno de sus trabajos más importantes fue el descubrir la fecha de fundación de la Villa de Guanabacoa en Cuba (1991) http://es.wikipedia.org/wiki/Guanabacoa. Ha sido Asesor del Proyecto de Historia Naval y Marítima de Cuba de Circulo Naval Cubano y de la Fundación Marítima Internacional. Actualmente es Asesor de Historia Naval de la Sección de Historia Naval. Ha publicado artículos y libros; su más reciente publicación ha sido "U-boats del III Reich en Cuba" (Edi. Entrelíneas, Madrid, 2009) ISBN: 978-84-9802-9502-8. En la actualidad dirige junto al Ingeniero y Operador de ROV (Remmoted Operated Vehicle) Alexander Mirabal Reyes, el Proyecto U-176.




Alexander Mirabal Reyes, Ingeniero, "Diploma de Oro", Licenciado en Telecomunicaciones en la Universidad de La Habana, Cuba. Especialista entre otros, en integración de sistemas de conexión de fibra óptica para operación con mini-submarinos, así como, en diseño e implementación de sistemas de distribución de señal personalizada para las operaciones de sumergibles y en Sistemas de Posicionamiento en Aguas Profundas. 

Trabajó como Piloto ROV (Remote Operated Vehicles); en el Buque de Investigaciones Científicas "Ulises", contratado por la empresa canadiense Advanced Digital Communications, explorando la zona norte de la costa occidental de Cuba (en rango de profundidad de 500 a 1.500 metros) en la identificación de naufragios para luego ser explorados y filmados por ROV; como consecuencia de este trabajo, fueron explorados y filmados docenas de pecios frente a la costa de La Habana, siendo el más relevante, el de los restos del acorazado “USS Maine", buque de guerra estadounidense que sufrió una explosión que provocó su hundimiento en el puerto de La Habana en 1898, evento que desencadenó la Guerra Hispano-Americana y que fuera reflotado en 1912 y luego hundido nuevamente en mar abierto. En esta operación de búsqueda, localización y filmación a 1.500 metros de profundidad, tuvo el Ingeniero Alexander Mirabal, el privilegio de estar a cargo de la misma como Especialista Técnico y Piloto de ROV. Este evento fue reseñado ampliamente por algunos periódicos estadounidenses y otros medios de comunicación, muy especialmente en la Florida, donde la USF (University of South Florida), siguió con interés dicho trabajo. 

También participó activamente en el descubrimiento y la filmación de las estructuras megalíticas anunciadas por algunos medios de comunicación internacionales como una "ciudad hundida" en el extremo occidental de la Isla de Cuba (Cabo San Antonio). Sus trabajos están recogidos en los documentales como “Buscar al Maine” de Public Broadcasting Corporation y “La Nueva “Aventura del Ulises”, realizado para la TV Cubana. 


Actualmente Alexander Mirabal continúa trabajando en la prestigiosa Compañía Oceaneering International como Técnico Especialista y Piloto de ROV. Es miembro de la Sección de Historia y uno de los Investigadores Jefe del Proyecto U-176. 




...............................................
...............................


Emblema del U-176.



Durante el proceso de investigación de la trayectoria del U-176, se han ido revelando facetas y diferentes momentos que van cumplimentando su historial; pero no menos importante resulta la información visual, imágenes captadas en diferentes momentos de la historia de este submarinos. A continuación ofrecemos una muestra de dichas imágenes, que constituyen un elemento revelador.

Imagen del U-176 abandonando puerto en su segunda patrulla.

U-176 navegando en superficie.

Reiner Dierksen, Comandante del U-176 en torre de dicho submarino.

 Tripulación del U-176 departiendo en la cubierta del submarino.

Tripulantes del U-176 descansando.

Otra imagen de la tripulación en aguas próximas a Cuba.

Water Land Oficial del U-176 en la torre del submarino.

Aspecto de la cubierta del U-176 navegando en superficie.

Comandante del U-176, Reiner Dierksen.

Despacho de prensa donde se brinda la noticia del hundimiento del U-176 por una embarcación de la Armada cubana, aún no se conocía que se tratara del U-176.


Imagen del U-176 y de Reiner Dierksen en la cubierta del mismo.

Imagen de los astilleros de la Deutshe Shiff und Mashinenbau AG Weser en Bremen donde fue construido el U-176.


Más información sobre el U-176 en :  u-boatsenelmarcaribe.blogspot.com



ASOCIACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN 

DIFUSIÓN DE LA HISTORIA NAVAL DE

 CUBA

Oficinas
En Europa:                   Pozo de las Nieves 1, CP 28850, Torrejón de Ardoz, Madrid. España.
En Estados Unidos:      1121 W Price Blvd # 170 North Port Fl. 34288. USA.  
E-mail:                          cchnavalhistory@hotmail.com
Twitter:                         @cubanheritage            




Si Ud. desea colaborar o participar en el patrocinio de este Proyecto, envíe su correo a:

cchnavalhistory@hotmail.com









No hay comentarios:

Publicar un comentario